lunes, 9 de julio de 2012

cómo congelar espinacas

Las espinacas nos dan muchos problemas pero están tan ricas que seguimos intentándolo. Primero fueron los pájaros, a los que de momento hemos ganado la batalla con la típica malla antipájaros y la estructura del invernadero. Ahora es el calor, aunque hay variedades que llaman de verano, que aguantan más, las plantas que tenemos ahora están echando flores, así que teníamos que comerlas ya.



Estuvimos pensando qué receta hacer para comérnoslas de una sentada, pero nos acordamos a tiempo de que tenemos desde hace poco el libro de Mariano Bueno, "del huerto a la despensa"... está cargado de ideas para esos momentos en los que la producción puede desbordarnos. Y en este caso nos hemos decidido por la clásica opción de congelarlas, que es muy sencillo y nosotros compramos espinacas congeladas en invierno para emergencias.

CÓMO CONGELARLAS PASO A PASO:

1. Separar las hojas de espinaca que estén estropeadas (amarillentas, con los bordes marrones...) de las que vas a congelar

2. Lavar brevemente las hojas que has seleccionado

3. Una vez que tenemos las hojas que vamos a congelar hay que escaldarlas una vez durante 2 minutos. Y no sé vosotros, pero nosotros no teníamos ni idea de que era escaldar. La definición dice que escaldar es introducir algo en agua hirviendo, pero la clave en la cocina es que después del calor hay que enfriar rápidamente las hortalizas para detener la cocción. También es importante respetar el tiempo que recomienden para cada caso, 2 minutos para las espinacas.

Pero buscando hemos encontrado que el escaldado al vapor es mejor que el escaldado con agua hirviendo ya que se pierden menos nutrientes. Así que buscando en la despensa encontramos un complemento de la cazuela que nunca le vimos la utilidad pero que no quisimos tirar por si acaso.


Entonces se hierven unos centímetros de agua en la cazuela y se coloca la cesta rígida encima con las hojas de espinacas. Éstas no tienen que tocar el agua ni deben estar muy apretadas, para que pueda circular el vapor fácilmente. Se tapan y se dejan el tiempo que recomienden. Al hacer el escaldado con vapor hay que contar un poquito más (aproximadamente un 30% del tiempo que recomienden) ya que es más lento.

antes del escaldado
olla para escaldar
después del escaldado
4. En cuanto pasa el tiempo del escaldado hay que enfriar las hojas escaldadas pasando la cesta rígida por el agua fría.

5. Una vez enfriadas se colocan para congelar. Se puede hacer en bolsa, recipientes de plástico... lo importante es que preparemos paquetitos que tengan una proporción de espinacas similar a la que solemos usar en una comida para que no nos sobren cuando las descongelemos. Además no es bueno recalentar las espinacas pues la oxidación puede hacerlas peligrosas para la salud, así que es mejor comerlas de inmediato.



En este paso del congelado nos han surgido dudas, ya que recomiendan meterlas en la zona de frío máximo durante unas horas y luego ajustar el termostato a  -18ºC... nuestro frigorífico tiene tantos años que no tiene ni compartimentos ni termostato con los grados, así que simplemente las metimos en el congelador, esperemos que no haya ningún problema.

6. Por último en el libro de Mariano Bueno recomiendan etiquetar todos los productos que congelemos para saber cuanto tiempo llevan, incluso llevar una libreta para seguir las recetas que hacemos, que tal resultaron... nosotros todavía no hemos llegado a ese nivel pero por si acaso, hemos seguido el consejo.

Cuando queramos comer estas espinacas las meteremos en agua hirviendo durante 10-15 minutos y estarán listas para comer. ¡Qué risottos más ricos vamos a hacer!


13 comentarios:

  1. supongo que esto servirá para otras verduras?? porque a veces se me pasan. Lo miraré

    http://blog.conideasyaloloco.com
    www.conideasyaloloco.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, claro! Las hortalizas se congelan mejor o peor en función de su proporción de agua, las más duras/secas se congelan mejor: espárragos, brócoli, zanahoria, coliflor, judía verde, puerro, guisantes, pimiento... Pero también puedes congelar otras hortalizas cocinadas como las espinacas, berenjena, pepino, calabaza, cebolla, tomate...

      Eliminar
  2. Gracias por la idea!. Por cierto, ¿qué tal las patatas que plantásteis en el cubo grande y en la caja? Es que estoy esperando para ver los resultados porque a mí me gustaría hacerlo también. ¿Sabes algo de los sacos con velcro, como apuntó Diego en un comentario?
    Por favor, espero ansiosa tu respuesta.
    Gracias, de antemano, por tu amabilidad. !Feliz huerto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues las patatas van viento en popa. El cubo ya está prácticamente lleno de tierra y las plantas están crecidas, pero hasta septiembre más o menos no creo que las recolectemos. Así que lo bueno de los sacos es que puedes ir mirando cómo van y cogerlas cuando las necesitas. No sé como estará el saco de Diego... esperamos su comentario!
      Y gracias a ti por comentar! Da gusto compartir experiencias huertanas en la red

      Eliminar
    2. Mmmh, pues las plantas en el saco han crecido mucho, están ha punto de voltearlo y no sé bien cuándo las podremos recolectar.

      No hemos mirado las patatas, pero a principios de junio metí mano en el saco de las aguaturmas y ahí no había nada, de nada, de nada, qué decepción. Además por mi falta de habilidad casi tiro toda la tierra. Creo que mañana o pasado intentaré meter la mano otra vez, a ver si hay más suerte. De paso intentaremos hacer unas fotos para que las subas si quieres.

      Del resto de plantas puedo mandar fotos para la sección: "Desastres en el huerto: cómo no ...", secuela del aquel: "Cómo no entutorar un pepino", jajaja.

      Eliminar
    3. oooohhhh, perdón por el "ha punto", no me deja editar... X(

      Eliminar
    4. jajaja, no será para tanto. Este segundo año ya tenéis que tener mejor mano en el huerto... pue si sacáis patatas mándanos fotos para ver mejor lo del saco.

      Eliminar
  3. Hola! No quisiera llevar la contraria al grande de Mariano Bueno, pero..no sé...creo que dos minutos de escaldado para las espinacas es una barbaridad (en mi humilde opinión, por supuesto, no quiero imponer ideas de ningún tipo). Las espinacas son muy finas, y casi con meterlas, dejarlas unos segundos, y sacarlas, es suficiente... Si no las cueces mucho y se pierden mogollón de nutrientes. Además, suma luego que las utilizas para cocinar otros platos, con lo que el tiempo de cocción aumenta.
    Pero bueno, como dicen, "cada maestrillo tiene su librillo", jajajj! Un saludo!!

    ResponderEliminar
  4. Sara, genial que des tu opinión, también se trata de esto el blog, de comentar como lo hace cada uno.
    Lo de los dos minutos lo hemos leido en más sitios, pero si que es verdad que las hojas se cuecen en los primeros segundos... nosotros luego las usamos sobre todo para echarlas a sofritos de verduras así que no las volvemos a cocer... para la próxima probaremos con menos tiempo, a que tal quedan.
    Gracias por visitarnos y comentar!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la idea pues tengo muchísima espinaca en 2 bolsas de supermercado y no quiero que se me hechen a perder. Cultivo la esinaca en mi patio y se da muy bien, tan bien que le doy a los vecinos y amigos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos alegramos de que te sirva la idea. Ya verás qué ricas te saben en pleno invierno... pero sigue compartiendo con los amigos y vecinos! ;)

      Eliminar
  6. Muchas gracias por la idea, ahora que las espinacas están bastante baratitas es el momento ideal para esto :)

    ResponderEliminar
  7. Irene, gracias por tus explicaciones, lo voy a intentar, las espinacas y hoja en general me da pesar que se dañen en la nevera, no siempre estoy allí para consumir la cantidad que siempre me venden.
    Me encanta que escribes de la misma forma como uno hace sus conjeturas para hacer algo y ello es muy práctico para mi, espero no dejes de escribir. Un feliz día. Patricia

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...